Conocemos el Amor de Dios, sabemos que hay que «amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos». Ahora vamos a conocer lo que es la Alegría de Dios y es aquella que demostramos cuando nos alegramos por la alegría del otro, también

// Sigue leyendo!!